Header 90 Mandela inicio
Rugby, raza y política

Hugo Porta y los recuerdos de su amigo Nelson Mandela

El ex Puma fue embajador en Sudáfrica cuando Mandela salió de la cárcel y ganó la presidencia. Aquí rememora aquellos encuentros.nelson mandela

Por Hugo Porta (*)

Me encontré con Nelson Mandela en varias oportunidades. De hecho, tuve el honor de ser condecorado por él, sin protocolo. Un día me invitó a su casa y me dio la condecoración mientras tomabamos el té junto con mi mujer. Me condecoró porque me consideraba amigo del país y también me dijo que me sentía un amigo personal.

Pero la primera vez que lo conocí fue al poco de llegar a Sudáfrica, en 1991. El primer día tuve que presentar mis credenciales ante el Gobierno, en Pretoria. Al día siguiente lo fui a ver a las oficinas del ANC en Johannesburgo (él había sido liberado el año anterior). No lo conocía hasta entonces, pero cuando llegué me dio un abrazo y me dijo "es un placer tenerte en mi país", pero ahora tendré que ser seguidor de los Springboks, no de tu equipo.

Me tocó vivir las negociaciones de la transición democrática, las elecciones democráticas, la jura presidenciales de Mandela. Todos momentos históricos. Mandela sabía el desafío que le esperaba, quería encararlo y todas esas noegiciaciones políticas con el presidente anterior, FW De Klerk fueron radicales.

El sudafricano siempre lo respetó mucho a Mandela, lo supo siempre un hombre de palabra. Pocas personas luego de estar presos 27 años salen para seguir con principios y con un mensaje de unidad, como hizo él. Es como que Mandela enaltece a los sudafricanos.

En mi opinión, Mandela es la personalidad viva más grande de la historia, y se siente cuando uno está con él. Siempre que uno está frente a alguien con un aura especial como tiene Mandela, dan ganas de tomar toda su energía.

Recuerdo siempre que en el primer año de la presidencia de Mandela organizamos un partido entre los seleccionados de fútbol de Sudáfrica y Argentina, en el famoso estadio Ellis Park de Johannesburgo y él vino. Una de las emociones más grandes fue estar allí después de que se cantaran los himnos y lo ovacionaran. Era como si todo el estadio lo abrazara.

Para Mandela el deporte es muy importante. Una vez me dijo que "el deporte tiene el poder de cambiar al mundo y llevar esperanza y crear comunicación con la juventud. Siempre resaltaba la importancia de la juventud".


*Especial para Perfil.com. Ex capitán de los Pumas y embajador argentino en Sudáfrica entre 1991 y 1995.

Video
Notas